Servicios

Consideraciones

.- INTRODUCCIÓN.

Los mármoles y piedras son elementos de la naturaleza imprevisibles, haciendo de su terminación algo inesperado pero muy bello en sus contrastes, formas y colores. No degradables en el tiempo, transmite una sensación de firmeza y belleza.

Hoy en día la diversidad de los acabados, como el tradicional pulido o apomazado, técnicas nuevas como el envejecido, hacen de la piedra un producto de una autenticidad diferente.

Las fábricas disponen de la última generación de maquinaria para el trabajo de la piedra, discos, copiadoras corte con hilo de diamante, corte con chorro de agua, pulidas y todo bajo un completo control automatizado. El conjunto de estos aspectos ha permitido al consumidor el descubrimiento de un producto natural, autentico, noble y duradero.

Por su durabilidad a través de un constante mantenimiento podemos encontrar los siguientes tratamientos:


2.- APICONADO.

Sobre una superficie aplanada se producen unas incisiones alargadas paralelas mediante el golpe con una pica o puntero. Se realiza en piedras de cantería, aunque lo admiten todas las rocas, pero las mas indicadas son las no excesivamente duras. El resultado con las uniones es muy rustico y algo tosco.



3.- ESCAFIADO
.

Tras cortar la piedra por cualquier método, se emplea herramienta de labra manual, principalmente puntero y con los golpes se van saltando lascas y esquirlas. Se aplica a granito de labra y piedra de cantería como las calizas. El material tiene una apariencia natural, con ciertas rugosidades, surcos y protuberancia.



4.- ABURBUJADO.

También conocido por labrado. Tras el aplacamiento previo de la roca, se golpea repetidamente con un martillo o bujarda, de forma que se consigue una superficie de pequeños cráteres de 1 a 3 m.m. de profundidad y anchura uniformemente repartidos que aclaran el tono general de la roca.



5.- RASPADO.


Se realiza generalmente en areniscas por tener una superficie no muy compacta, algo deleznable al tacto. Tras el corte se procede al alisado final de la cara visible, de forma que queda plana, lisa y de aspecto muy natural y uniforme, sin relieve ni manchas.



6.-FLAMEADO.


Consiste en un tratamiento térmico a alta temperatura de la superficie de rocas, graníticas. Los minerales decrepitan con el sitock térmico y se desprenden finas esquirias y lajillas de los cristales. Al final la superficie resultante tiene un cierto relieve, es rugosa, algo craterizada y vitres, otorgando un aspecto rustico al granito.



7.-APOMAZADA.


Se sigue un tratamiento similar al del pulido, pero sin llegar a sacarle brillo. Es adecuado para rocas que pueden poseer cierta compacidad y dureza, pero que no suelen admitir pulido; es el caso de muchas calizas. El aspecto es plano, liso mate y sin ninguna marca visible con tono mas oscuro que con otras terminaciones, a excepción de la del pulido.



8.-ENVEJECIMIENTO.

Actualmente hay una gran demanda de este tipo de acabado, que otorga este aspecto al material, bien a través de maquinaria o de ácidos. El resultado es una superficie lisa, plana, brillante y reflejante sin ningún tipo de rayas o arañazos visibles. El tono que se obtiene es más oscuro que el logrado con otros tratamientos superficiales.



9.-LAJADO.


El lajado muestra el aspecto natural con su relieve irregular y se aplica en pizarras, piedras de cantería como cuarcitas y algunas areniscas.



10.-PARTIDO.


El partido conserva el aspecto superficial de la piedra. El relieve es mas acentuado, irregular y rugoso que el de las piedras que se lajan, Se aplica a rocas no lajosas, mas masivas.



11.-CORTADO.


El cortado se realiza al cortar las piezas o bloques de piedra mecánicamente con corta bloques o discos, suelen ser el paso previo a otros tratamientos superficiales. Dan a las piedras un tono claro.



12.-SERRADO.


El serrado es la terminación que dan a los tableros los telares reflejes, o las sierras. El material resultante es plano, liso, pero áspero notándose ligeros surcos y ondulaciones paralelos y rectos, la piedra queda mate de tono claro.



13.-OTRAS CONSIDERACIONES.


Para la correcta ejecución de los trabajos de pulido es necesario que la colocación de la piedra haya sido la correcta. Es habitual que los trabajos de colocación de piedra sea realizada por empresas de albañilería que desconocen las peculiaridades de este producto, siendo muy corriente que apliquen un exceso de agua en el mortero que se emplea en el trasdosado de piezas provocando a la larga la aparición de manchas de humedad en la piedra.

La consecuencia de este trabajo de solado incorrecto es que los trabajos de pulido, por ser los últimos que se realizan en la piedra, se consideren mal realizados.

El sistema de colocación de pavimentos exteriores con baldosas se debe realizar extendiendo una capa de mortero de cemento 1:6 sobre la solera o forjado. Esta capa debe tener un espesor mínimo de 2 cm. Después se espolvorea cemento sobre el mortero fresco y, tras humedecer las baldosas, se colocan asentándolas sobre el mortero con una maceta.

Se suelen dejar juntas entre las baldosas de 2 a 5 mm. y posteriormente se extiende una lechada de cemento coloreada para rellenarlas y una vez seca, se limpia la superficie. Si la superficie a pavimentar es grande, se dejan juntas de control de 1 a 2 cm. de anchura formando retículas de 10X10m.

En el caso de pavimentos realizados con adoquines, se suelen emplear piezas de 4 a 12 cm de espesor. Este espesor dependerá del uso que se le vaya a dar a la superficie.

En pavimentos interiores se emplea para la colocación de piedra el mortero o cemento cola de forma indistinta. Si se utiliza éste último, no debe contener silicona y es aconsejable en baños (sobre todo en las zonas de ducha) colocar una capa aislante. Si se emplea travertino sin empastar, deberían cubrirse sus poros con la pasta de rejunteo para evitar que con el uso se llenen de suciedad. Si se emplea pizarra en los baños, hay que asegurarse previamente de que no contenga minerales de hierro, ya que podrían oxidarse con la humedad.

 


Solicitamos su permiso para usar cookies. Si continúa navegando acepta su uso. OK